Vestir para una entrevista de trabajo

 “Nunca hay una segunda oportunidad para causar una buena impresión”. Anónimo.

Dentro de una sociedad cada vez más exigente y global, es necesario dominar el arte de vestir adecuadamente, sobre todo para causar una primera impresión que sea valorada de forma positiva.
Es obvio que debemos cuidar nuestro aspecto, así como los modales y la corrección a la hora de presentarnos a una entrevista de trabajo. Nuestro vestuario debe ser acorde al puesto de trabajo al que optamos y a la edad que tenemos. Los requisitos no son los mismos para una persona que puede ser gerente de hospital como para otra que aspire a un puesto de mecánico.
Imagen Profesional Imagen Inteligente
Dependiendo del mensaje que se quiera comunicar, así debe ser nuestro vestuario.
IMAGEN PROFESIONAL = COMUNICACIÓN
IMAGEN SOCIAL =  EMOCIÓN
“Los buenos modales sirven de adorno al conocimiento y le abren paso a través del mundo”. Felipe Stanhope de Chesterfield
Aquí os dejamos algunos consejos:
– Las gafas de sol, como su nombre indica, únicamente son para el sol. Nunca las llevaremos dentro de un despacho o para hablar con alguien.
– Las cadenas, pulseras y otras joyas son acertadas para nuestra intimidad. Recuerda, “a veces menos es más”. Sin embargo sí se aceptan     anillos de casado/a, sello familiar o reloj.
– Los sombreros y gorras cumplen las mismas funciones que las gafas de sol y por ello las vamos a evitar.
Por último recordad : “La puntualidad es la cortesía de los reyes, la confianza es nuestra mejor aliada y la verdad se dice a los ojos”. Desayuno de negocios.
Amparo Domínguez, Asesora de Imagen en Imagen inteligente, Belleza con Objetivo.
Anuncios